Archives

What kind of prediction is this?

Leído en un libro de Ludovica Squirru en el Carrefour.

"Este año conocerá a una mujer u hombre, que le producirá deseos de embarcarse en una aventura al estilo Greenpeace."

Próxima publicación

Estoy trabajando en la próxima edición de "Cream", un escrito pretencioso e inútil con un diseño muy bonito. Saldrá en forma de fanzine y podrá encontrarse en algunos sitios de Capital Federal, o pedirlo por correo. Aunque tal vez lo suba para bajar y ya, pero me gusta más el formato papel que el virtual, la contra es la distribución y el costo.
Asique, en cuanto todo esto se resuelva estará a su disposición.

fin del comunicado.

Funny things that you hear in Buenos Aires

"Panza, me debes dos cajones de pollos, ¿qué vamos a hacer con vos?"

(En una verdulería cerca del botánico, hace una semana.)

Fiesta en casa de Marina

El sábado hubo conga en lo de Janis, con una mini presentación del Tío Pastaflora en el living del depto. Marina -Janis- fue la mejor anfitriona: compró vasos de Bob Esponja y dos cajas de Bon-o-Bon que fueron devoradas a lo largo de la noche por los invitados. La cerveza duró hasta las siete de la mañana y los sandwiches espontáneos que preparó Marinita seguramente serán recordados por su finísima calidad, junto a los debates sobre Ricardo Iorio y el fotolog "Paraíso Bailable". El Tío, en su regreso a Buenos Aires, presentó un set de space rock breve pero excelente.

Siguiendo la felíz línea de acontecimientos (domingo, en otro lugar) ví un dvd de Can, que probablemente sea una de mis bandas preferidas desde ese momento. Para finalizar con un dato irrelevante, ayer fue uno de los días climatologicamente más extraños en Buenos Aires en las últimas semanas.




Se suspendió.

La fecha mencionada en el post anterior se suspendió, por problemas con los vecinos.
:(

El Tío Pastaflora y los Hermanos Motorizados + Menashatrua!

Image hosted by Photobucket.com

En los Patios de San Telmo (pasaje San Lorenzo 318). Sábado 19 a las 23hs.

Perdida en el supermercado

Recién fuí al almacen local a comprar fruta y mientras elegía los tomates escuché la música que poblaba el pequeño local: era una baratísima canción bailantera con una letra predecible que decía "me va a costar, pero tengo que olvidarte" seguido de unos arreglos espantosos que sonaban como muchos tu-ru-ru-rís, etcétera.
Pensé que pasaría si en vez de esta música (o la de los hipermercados, que suena como si le dispararan un sedante a alguien que estaba tomando vino de un tetrabrick) pasaran... ¿"A salty salute" de Guided by Voices? ¿Las personas mudarían neuronas y empezarían a chocarse con los carritos o a perseguirse por los pasillos? ¿Harían guerra y se atrincherarían entre las góndolas? Y si el locutor se vuelve loco y pasa "Frankie Teardrop" de Suicide, ¿Se verían carritos con compras extrañas como 50 latas de arvejas y un trapo de piso, o la gente se demoraría media hora en elegir el mejor color de escobillón?
No lo sé, si yo fuera la dueña de un supermercado fundiría en pocas semanas. Pero serían unas semanas geniales.

Rodriguez Peña y Santa Fé

Hoy al mediodía pasé por la Bond Street (entré por Rodriguez peña y salí por av. Sante Fé). No paré a mirar ningún negocio, solo corté camino.
Veinte minutos después volví a pasar y había un incendio.
Fue la congregación de gente tatuada e indignada más grande que ví en mi vida.
 

Copyright 2010. All rights reserved.

RSS Feed. This blog uses Modern Clix