Archives

Album of the year

Según Last Fm:



En el que, por cuestiones de distribución y espacio, Felt debería ser reemplazado o igualado por Joy Division, Belle & Sebastian o The Velvet Underground.
Dentro de los charts prehistóricos, 2008 fue para mí el año de Led Zeppelin, Jefferson Airplane, The Grateful Dead, The Byrds, Humble Pie, Moby Grape, Frank Zappa, N
irvana (UK), Budgie, The Electric Prunes, la repetición continua de los discos de Bob Dylan (1962-1967) y la glorificación definitiva de Neil Young. 2008 fue, entonces, el año de la década de 1960.
Siguiendo la lista más adelante en el tiempo, escuché también Gang of Four, Christian Death, The Virgin Prunes, Bauhaus y Fad Gadget, mi preferido y más adorado descubrimiento.



Debería nombrar también a John Cale, Jonathan Richman, Stephen Malkmus, Jacques Brel, Scott Walker y Bill Evans (quien lleva la misma descripción que Fad Gadget).

Una mención especial merece la develación de bandas como Parálisis Permanente, Sumo, Intoxicados, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Billy Bond y La Pesada del Rock N' Roll, Pappo's Blues y Riff.
Dejando de la lado las ediciones de 1960-90, los discos editados después del 2000 que llamaron mi atención en 2008 fueron:



!!! - Myth takes (2007)


IAMX - Kiss + Swallow (2004) - The alternative (2008)


Mims - Music is my savior (2007)


Amy Winehouse - Back to black (2006)


Patrick Wolf - Lycantrophy (2003)


Ariel's Pink Haunted Graffiti - Lover boy (2002)


Boards of Canada - Geogaddi (2002)



Season greetings

02:10-02:42

El viernes fui a una fiesta de cumpleaños en Recoleta. Cuando salí, a las seis, caminé con mis amigas hasta la esquina más cercana para buscar un taxi. La esquina era su casa.
El sábado me desperté en San Isidro y desayuné en casa de mi amiga -cumplió 23-. No visitaba San Isidro hacía tiempo. A la tarde volví a Hurlingham y fui a trabajar a Ciudadela. Nadie, nadie estaba en la calle y después llovió durante dos horas. Encontré a M en Ramos Mejía y volvimos a Hurlingham a ver "Alice in Wonderland" en la escuela primaria donde trabaja mi madre.
El domingo tenía que trabajar o-t-r-a v-e-z, en Floresta, a las 18:00hs. En la fiesta de cumpleaños pinté un dragón y un nene rubio de unos 3 0 4 años me dijo que era una "gran artista de la pintura". Tomé el tren a Once para llegar a San Telmo a ver a A, que viajaba a Mexico el lunes. Caminé 20 cuadras antes de llegar al bar de Bolivar y Estados Unidos donde me esperaban ella y L. Nos mudamos a otro bar, donde el mozo que nos atendió dijo -ante la burla de L cuando pedí café- que cualquier momento era bueno para tomar café. por algún extraño maleficio caminamos al casino de Puerto Madero y vimos a gente horrenda perder mucho dinero en la ruleta y el Blackjack. A jugó 5 pesos a la máquina tragamonedas -la de dibujos de fruta y diamantes- y perdió. en casa de L, leí unas páginas del libro "Estupor y temblores", de Amelie Nothomb. No me parece una escritora particularmente buena, pero seguí la lectura el lunes por la noche, en casa.
El lunes llovió e hizo frío sobre las quejas de los habitantes y pasajeros de Buenos Aires. Desayuné con L en Las Violetas. Compré un libro en una librería de Avenida Rivadavia. Entré a una juguetería y para mi asombro, el Domino Rally todavía está a la ventana. Más tarde, encontré a M en un cine. La cartelera no resultó convincente; migramos hacia una sala de Beruti para ver "El extraño mundo de Jack" -en 3D-. La nieve y los vampiros del pueblo de Halloween se veían muy cerca. Caminamos sin un destino fijo, disfrutando el clima (aunque yo estornudaba), y pasamos por la casa donde J.L Borges escribió "Las ruinas circulares". Nos sentamos en un banco verde&hundido en una plaza. Un turista posaba frente a un árbol de raíces enredadas e inmensas. Bajamos una escalera y espié un jardín detrás de una reja. Recordé una plaza que me interesaba visitar pero, al mirar atrás desde otra perspectiva, me dí cuenta que había estado exactamente en ese lugar. En Recoleta, otra vez, las chicas de uniformes bordados fumaban apuradas antes de llegar a casa. En Callao y Corrientes tomé el subte. En Federico Lacroze llegué al tren de las 21:40. Me senté a leer mi nueva adquisición entre hombres y mujeres cansados después del primer día de la primera semana de Diciembre.

De la exposición pública

El sábado 15 de Noviembre fui a San Miguel. Elegí cuatro marcos de vidrio -sin bordes- en un bazar de la Av. Presidente Perón, pagué $12. Intenté armar los cuadros sentada en un banco de plaza pero el viento amenzaó llevárselos. Caminé hasta España y Sarmiento, ví un candado en la puerta y supe que me había equivocado de lugar. Hice una llamada telefónica. "Roca y Muñoz", me indicó la voz al otro lado del teléfono. Pasé la calle Ángel D'Elía, donde supo haber mejores momentos, y me dí cuenta porque me molestaba tanto mi desorientado paseo por Saint Michael. La Universidad General Sarmiento es una casa de estilo colonial restaurada para que entren en ella alumnos, bancos y pizarrones. Después de armar los cuadros y espiar la obra de desconocidos fui al baño. Hacía mucho tiempo que no me visitaba mi cara de dormida-triste. Pedí un café con leche a una señora que atendía el buffet (una tabla sobre caballetes habitada por termos, cajas de alfajores y bandejas de torta y pastafrola). Probé el café, me preguntó si estaba bien y respondí que me había salvado la vida.
Llegó L. Llegó el organizador de la muestra; un profesor de la Universidad que hablaba con un tono de voz y una manera tranquila de modular las palabras muy parecido al de otra persona que conozco. Me prestó tanza y chinches para colgar mis cuatro dibujos de 10x15 en una porción de pared al lado de una puerta. Terminé y me sentí algo/un poco orgullosa. No supe si alguien los consideró interesantes; guardé mis cuadernos, saludé y me fui a trabajar.

2005-2008

La Vida Amanerada.

Slaughterhouse 5

"...The Englishmen were clean and enthusiastic and decent and strong. They sang bloomingly well. They had been singing togheter every night for years.
They were adored by the Germans, who thought they were exactly what the Englishmen ought to be. They made war look stylish and reasonable, and fun. So the Germans let them have four sheds, though one shed would have held them all. And, in exchange for coffee or chocolate or tobacco, the Germans gave them paint and lumber and nails and cloth for fixing things up.
Now they were singing their welcome to their guests in the winter night. Their clothes were aromatic with the feast they had been preparing. They were dressed half for battle, half for tennis or croquet. They were so elated by their own hospitality, and by all the goodies waiting inside, that they did not take a good look at their guests while they sang. And they imagined that they were singing to fellow officers fresh from the fray."
Kurt Vonnegut, Slaughterhouse 5

197-


"Y la calle es el mismo circo de siempre

Solo tienes que elegir un traje (impactante)
Tu sonrisa mas (falsa)
y habilidad para asombrar
a la emoción de los demás
Y entrarás en la carpa
Y entrarás en la carpa
Y tendrás todas las carpas frente a ti
cuando seas su estrella de turno
y tendrás solo lugares vacíos
cuando se cansen de tu destreza
y tendrás todas las luces de la pista
cuando maravilles a las personas
y tendrás todo el olvido de las estrellas
cuando ya no gustes mas...
Lona, aplausos, y el nunca saber que es descansar...
y siempre estar,
y siempre estar,
como el aire, como el cielo
un payaso, leones, y la equilibrista
flotando en tus sueños toda una vida
que ya no es
y siempre preguntando:
¿fuera del circo qué hay?
¿fuera del circo qué hay?
Mientra seguís esperando
enjaulado como el tigre
Si mañana matas al domador o no."

Mujercitas Terror en La Toma




Octubre de 2008

Jueves: Mujercitas Terror en Plasma: la mejor lista de canciones empieza con "Mujercita blue" y termina con "En el final de más fiestas". La vuelta a Hurlingham pasa rápida, penosa y fría.

Callate Mark

Readers of this silent blog are formally invited to

Poesie et Sodomie

Global

Basic Info
Type:Organizations - Clubs & Societies

Description:
This was a very unpopular chat group that existed in Soulseek some years ago. The members of that living-room never spoke between each other. We like ropes and dead poets, mostly.

  • Read more

  • -

    submission dice:
    RATONES PARANOICOS

    Por Quien Doblan Las Campanas

    "Nadie es una isla, completo en sí mismo, cada hombre
    es un pedazo del continente, una parte de la tierra;
    si el mar se lleva una porción de tierra, toda
    Europa queda disminuida, al igual que si fuera un
    promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la
    tuya propia; la muerte de cualquier hombre me disminuye,
    porque estoy ligado a la humanidad; y, por consiguiente,
    nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas;
    doblan por ti."


    John Donne, Devotions upon Emergent Occasions.

    Observación

    "Ud. se ve muy bien en esa fotografía nueva.
    Hoy en Argentina (más precisamente en la ciudad de Mar del Plata) se realizó la 'XI reunión de productores nacionales de arándanos -y otros berries-'. How sick is that.

    1/15 besos

    Nenet

    Pd: Este mensaje no necesita de una respuesta inmediata, ya que es un cumplido y una noticia absurda.
    Pd 2: Que disfrute su estadía en Austria. Me encanta "The sound of music".

    D-24-08-d34

    hex enduction hour dice:
    No lo voy a poner, pero quería decirlo
    hex enduction hour dice:
    no estoy mal por eso
    hex enduction hour dice:
    voy a escribir un libro que se llame "Los odio a todos" y jamás van a publicarlo.

    Sábado, 16 de Agosto de 2008

    Nenet:

    Soñé que un inexistente hermano menor de M -de ojos celestes, corte de pelo taza y gafas redondas de marco negro- aparecía en el jardín de una mansión o el interior de un salón de videojuegos y explicaba, con ademanes y palabras de persona mayor, que su hermano había recibido como regalo un set Lego y que por eso llegaría tarde. Me mostraba entonces un pequeño modelo multicolor construído en forma de caballo.


    Camila:

    Soñé algo delirante. Iba de viaje a un país parecido a China -pero mas chiquito- que se llamaba Lenin, me parece. Llegaba en un bote a una bahía de aguas oscuras, era un terreno montañoso. Subía hasta el hostel, el pasillo era igual a la casa de H. Entraba y estaban mis amigas. Pasábamos varios días ahí.
    Salí un día y trepé hasta una plataforma de piedra donde se estaba realizando un recital de Nick Cave. Nick Cave era un gordo en silla de ruedas eléctrica con el pelo blanco. La plataforma tomaba forma de templo y yo pasaba a otro ambiente donde había una laguna encerrada bajo techo y columnas. Al costado de la laguna, en el camino de piedra, había unos arboles con frutos y flores: las flores eran de cerezos, superdesarrolladas, y cuando tomaba algún fruto, crecía hasta hacerse pornográfico. Volvía al recital y miraba la escalerita que comunicaba la plataforma con el puerto...y de ahí salía una especie de monstruo, como un cocodrilo negro gigante de dos cabezas; una en la parte delantera y la otra en la trasera. La delantera era como un ciervo con ojos azul eléctrico y colmillos, tenía unos cuernos muy extraños.
    El monstruo invadía la aldea y se le bifurcaba la cabeza delantera para que tome lugar otra cabeza. Era horrible. Todos los turistas corrían hacia el hotel a empacar. Daban alarma de escape y el pasillo del hotel se convertía en otro puerto con un buque que zarpaba. Mis amigas y yo guardábamos todo en las maletas, pero el equipaje parecía ser eterno.
    La deformidad como base de todo, deforme sos vos

    Por Camila Del Guercio



    Íbamos caminando hacia la fiesta, nosotros éramos los de tacos altos. Tacos altos, como los que usan los travestis en Godoy Cruz calle que estamos cruzando, vía de tren que mediamos. Un chico que no conozco nos acompaña, lleva galera, remera de lentejuelas y poco abrigo, canturrea una canción de lo más aburrida mientras pasamos las casas limítrofes a la senda, violentamente impuesta con sus arcos de hierro.
    En medio del pasado oscuro, las muertes de mascotas suicidas emergían de un mal sueño como un recordatorio poco grato o gratificante que se asomaba para titilarnos en la frente. Unas luces delanteras, rojas, y titilantes ilumina las piernas de mi amiga, que lleva una boa negra y una sonrisa magnética que provoca convulsiones (en una mezcla de desprecio profundo y estremecimiento) en los conductores de los autos último modelo, tan típicos de Palermo: Ford K, Mini Cooper roja, BMW plateado descapotable.
    El lugar no propone demasiadas emociones, cerca del éxtasis y la cocaína, es un viaje de lo más intemperante. Frente a la entrada, una fila interminable de gente vestida de ocasión: una chica de 2 metros con una túnica seborreica de la última temporada, un hombre acompañado por otro de sacón de piel de hurón, todos ellos personas olvidables. El chico de la galera emite un chirrido espástico cuando se encuentra con la enorme multitud a la que deberíamos respetar, digo deberíamos porque estamos desacostumbrados y malcriados por la odiosa creencia de “el presentismo hace al invitado”. Sin embargo, son malos tiempos para la gente única como nosotros. Pasa por debajo de las cadenas y nos toma de las manos. Lo imitamos, y mi amiga sigue sonriendo, es un viernes como cualquier otro.

    B-Ay, vamos conchas, que nos perdemos al Ando que está tocando en el Lado B.

    A- Vamos, mi amor, no te pongas nerviosa que te arrugas.- un soplido en la cara enchastrada de base y glitter.

    C- …

    B- Ay, ¿por qué tiene esta cara ésa? Así no va a conseguir nada.

    A- Dejala Clittoris, vino a ver la banda no más.

    N***** es un sitio que redefine la palabra siniestro, en un sentido atípico pero que hemos estado utilizando y presenciando sin mayores reservas. Mi recorrido por la noche porteña, como la de ustedes y tantos otros, no es algo nuevo. En el sentido incómodo de la palabra, la gente linda se acomoda como regalos en vitrinas, envoltorios macabros que recubren un espinazo lleno de cebo a punto de descomponerse, o un hígado cirrótico que se emancipó de su dueño para cobrar autonomía propia y celebrarla contorneándose mugriento bajo una lluvia de confeti dorada. Esto no es ningún residuo social, es la juventud misma. Sonrío y disfruto fantasías en las que aplasto órganos con mis zapatos.


    Adentro y contento

    Me miro en uno de los espejitos (1X1) , que adornan la pista de baile del lado A mientras un mastodonte pasa música minimal, y la gente salta enloquecida con pelucas flúor, los más atrevidos, y con vasos helados en las manos, la mayoría. Divertidos e intoxicados, dejo de prestarles atención en el momento justo que mis dos acompañantes me tironean hacia la segunda pista.
    Un hombre encorvado está cantando su último repertorio, la gente duda en aplaudirlo y está más interesada en despedazar al que tiene en frente con ligeras muecas de desprecio y frases mal conjugadas. Qué bendición ser seudo intelectual y haber leído los clásicos para poder corregirlos. Ando salta del escenario a nuestro encuentro y sus ojos miopes esbozan una alegría de lo más banal.

    B- Ando, Ando, quiero ver a Ando, esperá un segundo Carr que quiero ver a Ando.

    A- Bueno, pero tranquilita.

    B- ¡Ando! Estamos acá, vimos todo el recital estuvo buenísimo ¿cómo estás?

    Ando- Clitto, todo bien, ¿vos? Sí, salió lindo, no los vi cuando entraron. Hola, preciosa, me encanta tu vestido.

    C- Hola Andito, muchas gracias.- La única mirada sincera que dirigí en toda la noche.

    Los dos chicos corren hacia el umbral iluminado en la esquina detrás del escenario. Un mono musculoso y coronado con mechones de pelos estáticos (lubricados con gel para mantenerse rígidos) los deja pasar. Mi amiga no los ve y queda suspendida en una búsqueda inútil que nos lleva aproximadamente la siguiente hora y media, con la galera puesta, que Clitto cariñosamente le había colocado sobre su peinado más parecido al de un papagayo tropical que al de una estrella de los 80. Los chongos estiran las manos sobre la copa negra, a composé con su oscurantismo absoluto. La sigo y me bajo el vestido blanco, mi preferido desde los 10, y le digo

    C- No vino.

    A- No, por suerte. – habla como si le pesara, en ese momento, tan lejos de la estupidez generalizada compadeciéndose a ella misma por haber quedado sola conmigo.- ¿Dónde está Clitto? ¿Y Andy? Quiero consumiciones gratis.

    Después de un rato dice

    A-Me estoy cansando.

    Vamos a la entrada, hablamos con la chica que atiende la barra. Anda malhumorada por la cantidad de estirados que se gastan vaya uno a saber cuánta guita en cervecitas tamaño extra enana y por eso, se niega a darnos las consumiciones “porque están a nombre de otra persona”, no importa si nos las encargó. Ya en el guardarropas veo la postal, un esfuerzo publicitario del lugar por parecer más auténtico y reclutar gente con más onda, chicos sobre un sobreexplosivo fondo de imágenes multicolores, algo muy kitsch, tomado de la cultura japonesa mediante. Mi amiga se da cuenta, ve la cara de la chica rubia con una remera de “I Love NY” casi al mismo tiempo que yo. No le gusta nada, y aunque diga que es de lo más vulgar y que el lugar está pasado de moda sé muy bien que la envidia profundamente por haber tenido esa sesión de fotos y ella haberse quedado fuera de la propuesta. Esa costi que antes de conocernos no era nadie, no conocía el Dorado, ni a nuestras simpatizantes las drags que trabajaban ahí, no entendía el ritual de ponerse una peluca y mucho menos lo que era estar en el lugar adecuado a la hora adecuada. Ni lo difícil que era tener 14 años y no tener dinero para hacerse un cambio de sexo como Amanda Lepor, y el odio a las falsas lesbianas.


    Arriba, en lo más alto y más allá de la escalera

    Sin efectivo para una lobotomía temporaria, subimos con cintas estridentes en las muñecas a un segundo piso, la zona restringida y anteriormente con entrada exclusiva para invitados. Carr hace un mohín cuando observa que no hay nadie vigilando la escalera, y que toda nuestra prostitución representada de una manera obvia, en escotes profundos, maquillaje excesivo y transparencias, había sido completamente innecesaria e improductiva. Sin embargo, sube y yo le grito “Cicco(lina) esperame”. Ríe.
    Este sector tiene una ambientación distinta al otro. Sí se mantienen las luces cálidas sobre las caras parpadeantes de la chica de la caja y la gitana de 40 años que bate una coctelera plateada de mala gana. Pero hay mesas y bancos donde apoyarse, pedestales de gente demasiado incomprendida y reconocida que pone cara de aburrimiento mientras se clavan una cerveza o una línea. Socialmente aceptado por supuesto, a nadie se le ocurre dar un paso de baile.
    Nos acercamos a una pareja de mediana edad que, se da a entender, son conocidos nuestros. Clitto salta de algún rincón oscuro y empuja a la chica que nos había ofrecido un trago de su mojito minutos antes que nosotras habíamos aceptado casi inexpresivas.

    B- Salí concha, Fede vení te quiero decir algo.- tiene la galera y la boa puestas, le dan un aire a mujer de los años 50 mezclada con Buster Keaton.

    F- Clitto, calmate. – ríe mostrando sus dientes enfundados y deja de importarle si la mujer está tirada en el piso ahogándose con su propia saliva o intercambiando fluidos con otro/a.

    B- Vení, sacate la camisa, no aguanto más. - ojos de velociraptor depredador.

    Se deja un poco y después se aburre y dice

    F- No Clitto, soltá.

    Bastante harta de la secuencia de todos los fines de semana, veo como la boa baila en el cuello de su dueño y la galera cae al piso, unas manos zamarrean al chico con violencia y nos empujan a todos, incluyendo a otro chico que conozco que pone cara de incomprensión absoluta de lo que está sucediendo. Clittoris vuelve en sí y nos mira, esperando no sé qué reacción, porque nosotras estamos descostillándonos de risa en el suelo y señalándolos, a kilómetros de los buenos modales.
    B- Ay bueno, basta. Me tiene cansada ese chico, ¿no ve que soy una diva?- se toca el pelo con permanente y sonríe. – A Carr le gusta, Carr cojételo.
    Fede vení Carr te quiere decir algo, ¿cuándo van a estar juntos ustedes dos?

    F- Mamita con esas tetas, cuando quieras.

    A- Bueno…- cede y deja que estire la mano y le recorra el escote, luego aprieta.

    F- Ciao.

    Subimos otro par de escalones, y una francesa nos llama haciendo ademanes con las manos. Nos apuramos a acomodarnos alrededor suyo. Tiene una expresión grotesca, de cachorro desfigurado, cara de niña bien venida a menos y se protege el pelo rubio ralo con un pañuelo sosteniéndole la cabeza. Europeas que le dan vueltas al globo con la intención de demostrar su afán por el orfanato donde las olvidaron (Sudamérica).
    Miro hacia otro lado aunque estoy segura que lo único que verdaderamente quieren es intercambiar tubos azules con oro blanco dentro mientras la francesa pronuncia frases inexplicables en sus oídos. Parece una gran guerra interior la que tiene que soportar. De tanto en tanto, una luz bolichera proveniente del sector de la plebe, ilumina sus ojos verdes inyectados. Es un personaje reconocido, se ve, porque la gente no para de acercársele y meterle conversación. Gente que no conocemos y ella mucho menos. No se puede hilar ningún tipo de comunicación continua porque entre las idas y venidas al baño, cuestión que sucede cada 10 minutos, pierde la coherencia.
    Eva- Pogqué eztán con ezda caga, diviegtánse. –al minuto olvida lo que está diciendo y exclama con ira contenida- ¡Odiemos a loz roquegos! Miga, eztá con eza y no me prezta atenzión.

    A- Son todos así mi amor, y yo que estoy con LeRoy y ni me llama.- se acaricia el vientre y pone una pose de dramatismo supremo, recordando que vive en un país tercermundista y que los abortos son ilegales. Gracias Iglesia Católica.

    E- ¿¡Ccómo!? Agh. Luis vení paga acá.

    Luis Rodríguez -duro como él solo- nos abraza y nos dice “lovers”. Nos encaja un beso seco a cada una y se sostiene el pelo canoso con la mano libre, la otra sosteniendo una cerveza. Eva le explica sobre el presunto embarazo con ademanes histéricos. Por lo menos nos entretienen y nos miramos de reojo, con una complicidad excluyente. Clitto no entiende y sonríe a un chico que pasa y luego grita presa también del drama. Por lo demás, propongo una libre interpretación de parte del lector.


    Ya al final de la noche, bendita seas

    Afuera está amaneciendo, nos sacamos los tacos para sentir el pavimento frío en la planta de los pies y contestamos a los gatos callejeros. Cerca de las vías, a un par de cuadras, en plena zona travesti, alguien con un poder adquisitivo mucho más alto que el nuestro está siendo asaltado y ríe porque no le importa. Y nosotras no reímos compadeciéndonos de Paloma, Towa, Barby, Mina y otras, que aún siguen trabajando, y que seguirán haciéndolo durante el resto de la cruda jornada incapaces de conciliar el sueño.
    Al día siguiente, me espera el cincuentenario de mi progenitora y repaso un diálogo imaginario entre mis familiares sobre el último disco de Charlie Watts y lo bueno que está el lomo al champignon. Me aburro por adelantado y pienso en la importancia de las armas lícitas en los Estados Unidos.

    1986

    Smile

    S09:42:30 p.m. marriage dice:
    ¿No le pasa que se siente mal respecto a la vida y cuando piensa en hablar con alguien no le dan ganas, porque no le interesa escuchar a personas hablando bien acerca de la vida?

    La tercera persona

    "Visita en internet al Archivo Internacional de Dadá. Placer al contemplar ilustraciones de las revistas Elane, Littérature y la alemana Merz. Proyecto de 154.
    Recibo como regalo el libro "La Rive Gauche", de Herbert Lottman. Daño colateral. Perfección y muerte. parece hoy un día de verano: el sol ilumina el jardín y pienso en mí como 'algo que se arrastra'."

    Mujercitas Terror en Klimat

    John Vincent Moon dice:
    ¿fue a Temperley hills?

    problems dice:


    John Vincent Moon dice:
    que tal eso

    problems dice:
    muy bueno. Alguien lo filmó, espero que no salga. Quiero decir, un chico filmó y nos filmó a Agostina y a mí empujándonos, que verguenza. Fue una muy buena fecha la de MT, allí si hubo problemas. Alguien tiró un vaso y antes algo, como un papel, y Marcelo se enojó y quiso pegarle, y luego Daniela también.

    John Vincent Moon dice:
    jajaja. Ya forma parte de los recitales de MT la violencia.

    problems dice:
    sí. Es buena señal. Un hombre gigante con una cresta rubia les gritaba antes de que empiezen: "Vamos' loco", y Marcelo dijo: ¿ADÓNDE?

    Lou Christie

    Martes 26 de Febrero de 2008

    Querido amigo:


    "...Han pasado algunos días sin sol en los que noté que el resto de las personas bajan la mirada al caminar, como si la ausencia de luz y calor influyese sobre el ritmo acelerado que suele poblar Capital Federal. Conforme al paso de los meses me he vuelto una gran admiradora del silencio. ¿Quién o qué pensaron Lennon-Mc Cartney al escribir una canción como "Your mother should know"? El hecho de evocar una melodía desconocida es intrigante. Nada mejor que un secreto musical.
    Leo "Las nieves del Kilimanjaro", de Ernest Hemingway; un compendio de cuentos y breves descripciones publicadas en diarios y revistas norteamericanas. Admiro el talento de Hemingway para crear personajes en apariencia carentes de sentimientos. Respecto al trabajo de los traductores, la inclusión de la palabra 'carajo' requiere de una habilidad especial..."

    Last Exit to

    Sueño perturbado por sueños que asemejan películas. El Rumor de Desalojo invade Belgrano el martes por la tarde. Pensamos que hacer durante un paseo nocturno a la farmacia y la cabina telefónica de Arcos y Avenida Juramento. Despierto por la mañana con un sueño en los ojos y P.M pregunta que decir al portero. "Tuve un sueño", digo, pestañeando.

    "Tenías un vestido rojo nuevo y estabas nerviosa porque tenías que hablar con el portero. Como siempre antes de salir, decías que ese vestido te quedaba mal. 'Te queda mejor que casi todo', respondía yo, segura de mis palabras. Como una cámara espía te veía entrar en la casa del portero, donde un grupo de ancianas reía mientras jugaban a las cartas. Parecían carentes de cordura pero había algo reconfortante en su presencia. Entendían tu problema y una de ellas -de pelo negro y aros de esmeraldas- declaraba, tomando tu mano, que de ningún modo podían hacer esto. 'Soy la dueña del departamento y quiero que te quedes' decía la mujer.
    'Se por eso que todo va a salir bien.' Digo a P.M en la realidad.

    El portero perdona a P.M y le confiesa la triste historia de sus catorce hermanos y de una vez en que acuchilló a un novio que lo golpeaba. Después de almorzar a las 14:30hs y ver una revista de modas de 1950 abandono Belgrano. Desde el colectivo número 65, encuentro la vista de la ciudad desagradable. Es la hora en que las personas salen de sus trabajos y el colectivo se llena en Avenida de Los Incas. Con una graciosa mueca de asco, bajo en la estación del tren Urquiza. Leo "Anna Karenina". Repaso exitosamente los nombres de los protagonistas. Llego a casa. Nada sucede y anochece.

    Bo Diddley

    Miércoles, 21 de mayo de 2008

    Desperté a las 8.30 de un sueño que no recuerdo y volví a dormir hasta las 11.30. Tomé café con leche y una tostada mientras veía una sitcom estúpida en Warner Channel alternada con una película de Hugh Grant en TNT a la que pasé a SAP por resultar insoportable doblada al castellano. Leí anuncios en Craiglist y Trabajo Freelance.com. Hay tareas realmente curiosas publicadas en "Data Entry" o "Escritores". Uno de ellos constaba en redactar artículos acerca de Poker. Qué pena que no sé nada de eso. Escucho un disco de The Divine Comedy. "London irish"...¿Cuándo habré comenzado a pensar que Europa es lo mejor que podría pasarme?

    Almuerzo pastel de verduras con queso. Mi padre come supremas de pollo con puré. En el noticiero, 5 niños murieron en un incendio en La Plata. Cesa el paro en el campo. Mi madre cuenta como una de sus compañeras de trabajo se mostró hoy a favor de la construcción del tren bala. Nada en la tevé acerca del cierre del Hospital Borda. Desde que me contaron eso el lunes, pienso que sucederá con sus habitantes si el hospital deja de existir y recuerdo -siempre- el capítulo de The Sandman en que los pobladores del Infierno vuelven junto a sus seres queridos cuando Lucifer decide dimitir. No puedo evitarlo.

    Camino unas 15 cuadras hasta el laboratorio en el que debo retirar el resultado de mi análisis de sangre. La Dra. supone que un nivel inapropiado de litio podría ser el causante de varios factores contraproducentes. Las casas de Av. Roca lucen inofensivas a la luz del día, sin las visiones espectrales que juré ver una noche hace tiempo y el hombre que desde su auto me gritaba que vaya con él. Salgo del laboratorio con el sobre gris en mis manos e imagino que antes de cerrar la puerta la recepcionista dice, desde su escritorio, que tengo SIDA. Sería brutal que lo anunciase sin ningún tipo de formalidades. Doy un rodeo hacia el pasaje que atraviesa las vías. Nada en la calle. La iglesia del Sagrado Corazón aparece como una postal del antiguo órden.

    Llego a casa. La Dra. no atiende el teléfono. Dejo un mensaje. "Nivel de litio en sangre", tipeo en Google. Información acerca de psicóticos y medicamentos. Al parecer, 0.60 -1.30 es la medida normal. Mi número indica 0.25. La Dra. dirá más tarde que hemos descubierto algo importante. Un hurra por la medicina. Comunico la noticia a M.T mientras escucho a The Tammys aullar en "Egyptian shumba". Leo una nota a "Good Time for Dynacom" en Global-Art. Me causan gracia sus respuestas y sus camperas de 8º grado.

    Pienso en Parménides al tiempo que tomo un libro de Nietzsche de la biblioteca de mi hermano. "¿Asique este viejo de mierda estudió filología clásica?" Pienso al leer su biografía. Abruptamente, Friedrich se convierte en Horacio Quiroga en la página 6 y encuentra refugio en Buenos aires. ¿Cómo es que la editorial Fontana ha podido mezclar las biografías de ambos? El error es exagerado y absurdo. En la página 8 Nietzsche, fuera de sus cabales, envía a sus amigos cartas extravagantes. Abandono el libro y elaboro una lista de regalos de cumpleaños que pegaré la próxima semana en toda la casa. Un formulario de solicitud de tarjeta de crédito sirve como anotador. "Say, that's a swell map", dice el equipo de música. He escrito 5 carillas de cuaderno y el día ha mejorado notablemente.

    Mujercitas Terror en Pronoise


    *Foto por Matías Kee

    Llegué a casa de Agostina con $9 pesos, un libro y ropa en mi bolso. Faltando horas para el recital, escuchamos un disco de David Bowie mientras ella se probaba vestidos que abandonaba en distintos rincones de la casa. Abrió la puerta para comprobar la decisión final ante el espejo del hall y allí al final del pasillo, un chico barbudo de mirada perdida vigilaba la entrada. A explicó aceleradamente que el desconocido, aparentemente drogado, la había seguido en la calle. Miedo. "Este lugar atrae a los espectros", pensé. No queriendo tener que enfrentar a un maniático, propuse delatarlo con el policía que patrulla un restaurant cercano. A gritaba al extraño que se fuera por el portero eléctrico cuando los fusibles saltaron y quedamos a oscuras. Restablecida la luz, prendimos la tele y viendo a Henry Rollins en un recital de Black Flag olvidamos el asunto del maniático. "¡Henry!" Me puse a gritar mientras elegía un disco de B.F en la computadora. "Los nombres que gritamos en esta casa son Mark. E y Hitler, el nuevo es Henry." Comenté a alguien más tarde en Pronoise.

    Tomamos el 118 en barrancas de Belgrano y bajamos en Av. San Juan, no sin antes recordar cualquier aventura anterior por las inhóspitas calles del barrio de San Cristóbal. Compramos caramelos y cigarrillos. En el depto. de Av. San Juan al 2432 la música era una tortura new age y la gente, una construcción de colores y relajo juvenil."Son como hippies", dije a Agostina con desagrado mientras recorríamos el lugar pensando en huir. M.T buscaba café en una cocina provista con varios cajones de cerveza. Finalmente lograron una taza de té que, curiosamente, exhibía una mancha en forma de pulpo. Marcelo sugirió un sorteo para decidir cual sería la banda que tocase primera y para nuestro horror, obtendrían el último lugar. Intentamos divertirnos espiando habitaciones e inventando canciones de temática inmunda. Que suplicio. "Nada que no haya sucedido en una fecha anterior", medité.

    Luego de dos o más horas de espera, M.T conecta instrumentos al tiempo que un chico completamente ido gritaba que empiecen ya. Tocan la primera canción entre aullidos y empujones del público. Para el momento de "Actriz" ya no entraba una persona más en la habitación y la temperatura era insoportable. Marcelo maldice a un sonidista invisible y arregla las voces. W irrumpe a las patadas una canción después; situación que continuaría hasta el final del recital y se vería agravada cuando un chico recibe un puñetazo en la nariz. A y W ruedan por el suelo por lo menos 5 veces durante "Fuera de casa", "Chicos en penitencia" y las inéditas "Delantal rosa" y "Hechos injustos". Las nuevas "El baúl" y "En mis días de guerra" resultan más rápidas y precisas que sus antecesoras; sus letras probablemente indescifrables logran hacerme sonreír. "¿Te reís sola?" preguntó alguien en un espacio de silencio entre canciones. A y yo gritamos la letra de "Ángel Fuhrer" hasta casi enmudecer. "¡¿Cómo van a decir eso!?", le digo riéndome en medio de un acople infernal. M.T termina con "El cementerio del amor", una fábula entrecortada de notas en escala. Aplausos y suspiros.

    Agostina y yo tomamos el colectivo en una calle vacía a las 6 de la mañana. Despierto en Av. Las Heras. 10 minutos después, llegamos a Belgrano.

    Small poem

    I do not trust
    men who wear shirts
    As they were rainclouds

    And decay like purple flowers
    in a purple land
    Talking like white tigers

    Don't trust
    men who wears other man
    as shirts

    Decaying like purple tigers

    Google

    abba
    aspirinetas
    ataud
    au pairs
    beat happening call me in the afternoon
    bin laden
    casa rosada
    charles manson
    charlia garcía se casó
    cheri love affair
    chicago now
    comulgar
    damaged goods
    empleos/señoritas
    exuberante
    fracaso
    french tickler
    glitterati
    gross chapel
    henry darger
    humo
    idiot savant
    inercia
    jan theodoor toorop
    je suis venu pour te voler
    johnny thunders
    juntacadaveres
    kandinsky
    kicker conspiracy
    la forma de la espada
    las cartas del yague
    literatti
    lujuria
    mallarme
    manifestaban porque no alcanzaba para todos
    moldes
    mozarella
    new york dolls lyrics
    nunca tuvo novio letra
    obsesionado
    opaco
    paddle
    patrón básico de pantalón masculino
    privado
    proyección
    r.o.d
    rimbaud
    ritchie blackmore
    saki
    samuel beckett
    siempre es posible darle la espalda a un universo bastante insípido si uno es capaz de rehacer por lo menos una pequeña parte de él a su imagen y semejanza
    significado de las cartas de tarot
    soleil factory
    solemne
    steve conte
    stewart home
    stockism+london
    sweet shine lyric
    tarot significado de cartas
    the jabbers
    the reckoning
    tinieblas
    varios
    vengo de comulgar y estoy en extasis
    ventrículo drecho
    viejos siempre viejos ellos tienen la razón
    violación
    waterloo
    we call you hitler and then kick you around
    we pat you on the back
    whisky
    windows update
    yendo de la cama al living
    your heart out
    zahorí
    zen arcade
    zurdo

    Identidades múltiples

    Si fuera un chico me llamaria Roedelius.
    O Aurelio.
    O Hans.
    O Philippe.
    O Henri.

    Mujercitas Terror Transmisión

    Jueves 10 de Abril. 21:00 hs.

    Viewer_30: Hello. Empiezen ya.
    Viewer_5: escuche algo como doble click
    Viewer_10: ¿ALGUIEN TIENE EL TELEFONO DE AHI?
    Viewer_9: NO
    Viewer_21: no se escucha nada
    Viewer_5: ahi esta
    Viewer_9: PARECE EL CLIP... DE THE CURE...
    Viewer_7: ahi empezo el sonido
    Viewer_10: SI PERO NO SE MUEVE Y SE CORTA
    Viewer_28: se mueven como robots
    Viewer_7: pero se escucha como desde la cabina de control, no parece el audio de consola
    Viewer_6: alguien escucha algo?
    Viewer_23: no
    Viewer_7: broadcaster necesitamos tu ayuda!
    Viewer_5: no dejen entrar mas a nadie
    Broadcaster: ESTA SALIENDO DE MARAVILLAS GENTE.
    Viewer_10: NO, NO PASA NADA

    Viewer_10: PORQUE NO VAN LAS 40 PERSONAS A VER MUJERCITAS ME IRRITAN

    Viewer_26: HAY MUCHA GENTE CONECTADA
    Viewer_21: y no se escucha nada

    Viewer_10: PODEMOS IR A VERLOS EN VIVO?

    Viewer_43: volúmen!
    Viewer_9: CLAP
    Viewer_9: CLAP
    Viewer_9: CLAP
    Viewer_40: la tecnologia argentina es lo mas

    Viewer_57: TOQUEN EN MI CASA YA FUE

    Viewer_41: se escucha
    Viewer_6: el servicio maldito
    Viewer_57: el fogkjsnhfnsnxfx

    Broadcaster: perdon por los desperfectos !

    Viewer_69: ahora va!
    Viewer_67: servicio maldito
    Viewer_66: el servicio maldito!
    Viewer_40: esta es la peor idea tecnologica
    Viewer_40: vamos a verlos

    Viewer_57: ODIO
    Viewer_57: A
    Viewer_57: DIOS

    Broadcaster: estamos online

    Viewer_47: Dale Marcelo!

    Viewer_57: EL PROXIMO RECITAL MAS VALE QUE VAYAN LAS 712 PERSONAS O LOS MATO A TODOS Y HAGO QUE INTERNET NO EXISTA MÁS.

    Viewer_71: como se llama este tema?
    Viewer_57: EXCAVACIONES
    Viewer_74: QUE BUENA BANDA!

    Viewer_57: QUE HACE WALTER EN LA TV?

    Viewer_57: NUNCA VA NADIE. VIENEN A INTERNET NOMAS. LOS ODIO
    Viewer_57: SI QUIEREN VENIR NADIE LOS ESPERA

    Viewer_74: NENET?
    Viewer_57: Esta a mi lado Nenet
    Viewer_65: ACA ESTA TODO MAL

    Viewer_78: Walter se lookeó corte Noob Saibot

    Viewer_78: nenet te amo
    Viewer_57: NENET ES MIA
    Viewer_78: eso pensas vos, preguntale
    Viewer_57: OBVIO. VIVE CONMIGO. NUNCA ENTRARAS A NUESTRA ALCOBA

    Viewer_72: che
    Viewer_72: esto es genial
    Viewer_72: es como volver al Mirc
    Viewer_72: pero con video! y Mujercitas en vivo!

    Viewer_57: MAMA MATA NIÑAS

    Viewer_72: Fede se vendió cuando se cortó las chapas (?)
    Viewer_38: el pelo no tiene q ver con venderse
    Viewer_26: DANIELA ES GENIAL
    Viewer_47: Esto es Rock Dani

    Viewer_86: todo mal me cansa el trabajo

    Viewer_57: FUIMOS HECHOS INJUSTOS NO SENTIMOS DOLOR
    Viewer_88: este tema no puede ser que no esté en el disco

    Viewer_57: HAY 91 PERSONAS, PORQUE NO VAN SIEMPRE ME PONGO MUY MAL ENSERIO

    Viewer_74: YA TOCARON DESCONEXION ROSA? NENET?
    Viewer_47: DESAYUNO
    Viewer_88: de championes

    Viewer_74: YO SOY GASTON. EL HERMANO DE DANY.
    Viewer_69: ME OFREZCO PARA DAR CLASES DE GUSTO A ESTOS CHICOS
    Viewer_74: YO ME OFREZCO PARA CAGARTE A TROMPADAS

    Viewer_65: HAY CIEN LOCO!
    Viewer_88: este es el ciberpunk del que hablaba Billy Idol

    Viewer_57: BASTA DE TODO ESTO THE TRUMAN SHOW ME HARTASTE

    Viewer_100: toca fun people!
    Viewer_98: que emocionados de fun people

    Viewer_57: MATEMOS A ALGUIEN A PALOS

    Viewer_57: KLIMAT
    Viewer_57: KLIMAT
    Viewer_98: klimat
    Viewer_65: KANISHKA

    Viewer_57: ABRAN EL BAUL

    Viewer_57: ANGEL FUHRER
    Viewer_57: ROCIANOS DE ENFERMEDAD

    Viewer_98: esto es el cuarto oscuro
    Viewer_88: ¿está en blanco y negro por alguna razón en particular?
    Viewer_57: PORQUE ELLOS QUIEREN QUE SEA ASI

    Broadcaster: ULTIMO TEMA

    Viewer_57: TOMA ESTE CARAMELO NIÑO
    HAY POCO DINERO EN EL CAJON DE LA FAMILIA NUEVA Y EL MUNDO TERMINA TAN CERCA

    Viewer_26: FUERA DE CASA
    Viewer_98: la letra de este tema
    Viewer_98: es
    Viewer_98: zarpada
    Viewer_39: lejos

    Viewer_102: alta fecha 118 personas
    Viewer_88: no es que somos tantos, pero sí pasaron 120 personas

    Viewer_57: WALTER SE CORTO EL PELO MAL EN LA PELUQUERIA

    Broadcaster: MUCHAS GRACIAS POR VENIR

    Viewer_123: fede es mio
    Viewer_98: 88 dejá de groupear
    Viewer_123: ok si queres lo compartimos

    *** User Broadcaster has left the chat. ***

    Viewer_130: uh
    Viewer_57: UH NOS TENEMOS QUE IR
    Viewer_88: bajaron la persiana
    Viewer_57: TODO MAL. ¿ADONDE VAMOS AHORA? ¿HAY UN KIOSKO POR ACA QUE VENDAN BIRRAS?
    Viewer_130: Kimi
    Viewer_57: VAMOS A KIM & NOVAK.

    Viewer_57: VAMOS AL BAÑO. ¿NENET, TENES ROUGE?

    Martes 12 de febrero de 2008

    la lectura de los suplicios de Lautréamont
    y el júbilo corrupto de Jean Lorrain.

    La blusa del dandy

    De los terciopelos de mi voz
    cortaré mi pantalón negro.
    Una blusa amarilla de tres pulgadas de mediodía.
    Por un Nevsky mundial, por su lisa pista de patinaje
    me pasearé con paso de un don Juan dandy.

    Dejad gritar a la tierra deformada de sueño.
    "¡Vas a violar a las primaveras verdeantes!"
    ¡Insolente y risueño desafío al sol!:
    "¡Me gusta contonearme sobre el liso asfalto!"

    Porque esta mañana hace un cielo azul
    y la tierra antes de la fiesta es mi amante,
    ofrezco a las gentes versos alegres como monigotes
    agudos y necesarios como mondadientes.

    Y vosotras, mujeres que amáis mi esqueleto,
    y tú, niñita que sólo un hermano ves en mí,
    poned en el poeta vuestras sonrisas,
    que yo las coseré como flores a mi blusa de dandy.

    Vladimir Mayakovsky (1913)

    Días futuros

    06/11/2007 01:10:44 p.m.
    dice:
    Porque me parece todo muy planeado te digo que me da miedo, todos ellos planean esas cosas para que vos después te sientas obligada a planear cosas peores que no resultan. O algo asi.

    Mujercitas Terror en Blues Special



    El viernes 1 de febrero, en el recital de Mujercitas Terror, usé por primera vez mis zapatos negros de hombre. Recordé el poema de Vladimir Mayakovsky en el que describía, soberbio, su blusa de dandy; y es que uno al estar bien vestido, siente cierto poder invisible. Resultó divertido observarlo todo como si estuviese situado en un altar. Aunque sea por una noche.

    El dueño de Blues Special cometió una horrible maniobra, incluyendo en el evento una banda que nada tenía que ver. Detrás del escenario, junto a Mujercitas Terror, sentados en el piso sucio decorado con cucarachas muertas, mordía mis labios en señal de hartazgo. Hablamos sobre películas; coincidimos en "Bridges to Therabithia" con entusiasmo casi infantil.
    Luego la pregunta de Daniela, en voz baja: ¿Te gusta alguien, Nenet?

    Elegí "Desconexión rosa", cantada por Daniela mientras Marcelo cambiaba una cuerda rota en el fondo del escenario, como mi preferida. Tocaron una canción nueva. "El baúl", aclaró M una vez terminado el recital.
    Mujercitas Terror agrupa un público extraño y marginal que posee -como las letras de la banda- la especial característica del odio y el gusto por el mal. Odio que se manifiesta visiblemente en el rechazo hacia las nuevas personas que se acercan a verlos, fenómeno que torna el evento en película turbia; como si el nuevo visitante se hallase ante una secta con permisos y requisitos imaginarios. Y es que sus integrantes -la mayoría de ellos- no hablan entre sí fuera de los recitales, convirtiendo la reunión en un pacto silente: una comunión invertida en la penumbra.

    L'autre voix

    'En la casilla hay varios mensajes, la mayoría son números de teléfonos narrados con voz robótica. Hay uno de una poeta surrealista que vive en el Gran Buenos Aires para mi viejo que concluye diciendo “porque la gran maldición querido, la gran maldición es sentir”.
    Era un día como cualquier otro: el tomate aumentaba de precio, las drogas subían de precio, el oro alcanzaba un precio record inédito. Cheever seguía muerto como montones de escritores, víctimas de la cualidad mortal que los impulsó a la literatura. Desde la calle ví lo mismo que desde el balcón pero al nivel del suelo; plata o tetas o turistas comprando ropa. A lo largo de todo la ciudad caminábamos con más impunidad de la que merecíamos cientos o mil y pico de idiotas sin talento que un día empezaríamos un relato escribiendo que “era un día como cualquier otro”.

    (continúa)

    La otra voz

    "Subí al colectivo número 12 luego de una aburrida jornada de trabajo. Apesar del agobiante anuncio del pronóstico del tiempo en la mañana, el cielo gris amenazaba lluvia de un momento a otro. Me encontraba de pie junto a una multitud en el estrecho pasillo del vehículo cuando ví una chica de abundante y desordenado cabello sentada junto a la ventanilla. Se debatía allí, aprisionada en el sofocante espacio entre el vidrio y la persona a su izquierda. Presa de una fobia social o de la impaciencia propia de la juventud, parecía no poder soportar la lentitud con la cual el transporte avanzaba en la avenida atestada de vehículos. Por momentos, observaba el paisaje deprimente fuera de la ventana rectangular; cambiaba entonces la expresión de su rostro, como si la vista le proporcionase cierto alivio.
    Me permitiré remarcar la palabra observaba, puesto que sus ojos llamaron mi atención. Su mirada lapidaria, abrumadora e inquisitiva parecía poseer el quizá trágico don de juzgar la vida o muerte en todo aquello que veía: lo que no le gustase tendría lugar en el poblado cementerio de su mente. La posibilidad de redención sería escasa o nula.
    Luego de cruzar el ornamentado edificio de Obras Sanitarias, la mujer del asiento contiguo a ella se puso de pie y avanzó hacia la puerta. Tomé el asiento, cuestionando la naturaleza de mis actos, y acomodé mi -hace rato olvidados ya- saco y maletín.
    noté no pudo evitar mirar al nuevo extraño con marcada curiosidad. Cierto es que mi palidez y mis pronunciadas ojeras, combinadas con mi traje de corte prolijo, favorecían un notable contraste con el resto de los presentes. Sumado también mi peinado, el que no creo que favorezca especialmente pero guarda la idea de elegancia la cual aún me agrada conservar. Comenzé a tamborilear mis dedos sobre el respaldo al tiempo que mi acompañante sonreía para sí misma. ¿Qué pensaba? ¡Dios! No más secretos.
    Hizo ademán de ponerse de pie y pregunté, amablemente:
    -'¿Va a bajar?'
    Sorprendida por la pregunta, respondió, mirando sobre el asiento para constatar en que calle se encontraba el colectivo.
    -'No todavía.' Dijo. Luego sonrió, resplandeciente. Incorporándose, cerró la ventanilla. Afuera llovía.
    -'¡Qué extraño clima! Uno no sabe si debe llevar traje.' Comenté, sin meditar mis palabras. ¿Qué podía responder a aquella absurda declaración. Me sentí idiota. Temía se burlara de mí; viejo ¡y con un rostro de muerto viviente!
    -'Está bien que llueva hoy. Replicó, detendiéndose en silencio antes de pronunciar la última palabra. Sonrió. 'Ahora si debo bajar.' Dijo.
    Me puse de pie y le permití el paso con un gesto que rayaba la reverencia.
    -'Chau'. Saludó.
    Al esperar a que abriera la puerta, la ví sonreir nuevamente."

    Lunes, 7 de enero de 2008

    Querida Camila:

    Escribo con motivo de contarte he recibido (en la casilla de correo de mi trabajo) un documento con el ranking de ventas de Libros, Cds y Dvds de la casa Yenny-El Ateneo, por el cual he notado que nuestro estimado Wally se posiciona en tercer y cuarto puesto dentro del ranking de Libros Infantiles (con "Wally, el libro mágico" y el clásico "¿Dónde está Wally?", respectivamente).

    Hurra por la vieja escuela

    Nenet
     

    Copyright 2010. All rights reserved.

    RSS Feed. This blog uses Modern Clix