Archives

L'autre voix

'En la casilla hay varios mensajes, la mayoría son números de teléfonos narrados con voz robótica. Hay uno de una poeta surrealista que vive en el Gran Buenos Aires para mi viejo que concluye diciendo “porque la gran maldición querido, la gran maldición es sentir”.
Era un día como cualquier otro: el tomate aumentaba de precio, las drogas subían de precio, el oro alcanzaba un precio record inédito. Cheever seguía muerto como montones de escritores, víctimas de la cualidad mortal que los impulsó a la literatura. Desde la calle ví lo mismo que desde el balcón pero al nivel del suelo; plata o tetas o turistas comprando ropa. A lo largo de todo la ciudad caminábamos con más impunidad de la que merecíamos cientos o mil y pico de idiotas sin talento que un día empezaríamos un relato escribiendo que “era un día como cualquier otro”.

(continúa)

La otra voz

"Subí al colectivo número 12 luego de una aburrida jornada de trabajo. Apesar del agobiante anuncio del pronóstico del tiempo en la mañana, el cielo gris amenazaba lluvia de un momento a otro. Me encontraba de pie junto a una multitud en el estrecho pasillo del vehículo cuando ví una chica de abundante y desordenado cabello sentada junto a la ventanilla. Se debatía allí, aprisionada en el sofocante espacio entre el vidrio y la persona a su izquierda. Presa de una fobia social o de la impaciencia propia de la juventud, parecía no poder soportar la lentitud con la cual el transporte avanzaba en la avenida atestada de vehículos. Por momentos, observaba el paisaje deprimente fuera de la ventana rectangular; cambiaba entonces la expresión de su rostro, como si la vista le proporcionase cierto alivio.
Me permitiré remarcar la palabra observaba, puesto que sus ojos llamaron mi atención. Su mirada lapidaria, abrumadora e inquisitiva parecía poseer el quizá trágico don de juzgar la vida o muerte en todo aquello que veía: lo que no le gustase tendría lugar en el poblado cementerio de su mente. La posibilidad de redención sería escasa o nula.
Luego de cruzar el ornamentado edificio de Obras Sanitarias, la mujer del asiento contiguo a ella se puso de pie y avanzó hacia la puerta. Tomé el asiento, cuestionando la naturaleza de mis actos, y acomodé mi -hace rato olvidados ya- saco y maletín.
noté no pudo evitar mirar al nuevo extraño con marcada curiosidad. Cierto es que mi palidez y mis pronunciadas ojeras, combinadas con mi traje de corte prolijo, favorecían un notable contraste con el resto de los presentes. Sumado también mi peinado, el que no creo que favorezca especialmente pero guarda la idea de elegancia la cual aún me agrada conservar. Comenzé a tamborilear mis dedos sobre el respaldo al tiempo que mi acompañante sonreía para sí misma. ¿Qué pensaba? ¡Dios! No más secretos.
Hizo ademán de ponerse de pie y pregunté, amablemente:
-'¿Va a bajar?'
Sorprendida por la pregunta, respondió, mirando sobre el asiento para constatar en que calle se encontraba el colectivo.
-'No todavía.' Dijo. Luego sonrió, resplandeciente. Incorporándose, cerró la ventanilla. Afuera llovía.
-'¡Qué extraño clima! Uno no sabe si debe llevar traje.' Comenté, sin meditar mis palabras. ¿Qué podía responder a aquella absurda declaración. Me sentí idiota. Temía se burlara de mí; viejo ¡y con un rostro de muerto viviente!
-'Está bien que llueva hoy. Replicó, detendiéndose en silencio antes de pronunciar la última palabra. Sonrió. 'Ahora si debo bajar.' Dijo.
Me puse de pie y le permití el paso con un gesto que rayaba la reverencia.
-'Chau'. Saludó.
Al esperar a que abriera la puerta, la ví sonreir nuevamente."

Lunes, 7 de enero de 2008

Querida Camila:

Escribo con motivo de contarte he recibido (en la casilla de correo de mi trabajo) un documento con el ranking de ventas de Libros, Cds y Dvds de la casa Yenny-El Ateneo, por el cual he notado que nuestro estimado Wally se posiciona en tercer y cuarto puesto dentro del ranking de Libros Infantiles (con "Wally, el libro mágico" y el clásico "¿Dónde está Wally?", respectivamente).

Hurra por la vieja escuela

Nenet
 

Copyright 2010. All rights reserved.

RSS Feed. This blog uses Modern Clix