Archives

Mujercitas Terror en Klimat

John Vincent Moon dice:
¿fue a Temperley hills?

problems dice:


John Vincent Moon dice:
que tal eso

problems dice:
muy bueno. Alguien lo filmó, espero que no salga. Quiero decir, un chico filmó y nos filmó a Agostina y a mí empujándonos, que verguenza. Fue una muy buena fecha la de MT, allí si hubo problemas. Alguien tiró un vaso y antes algo, como un papel, y Marcelo se enojó y quiso pegarle, y luego Daniela también.

John Vincent Moon dice:
jajaja. Ya forma parte de los recitales de MT la violencia.

problems dice:
sí. Es buena señal. Un hombre gigante con una cresta rubia les gritaba antes de que empiezen: "Vamos' loco", y Marcelo dijo: ¿ADÓNDE?

Lou Christie

Martes 26 de Febrero de 2008

Querido amigo:


"...Han pasado algunos días sin sol en los que noté que el resto de las personas bajan la mirada al caminar, como si la ausencia de luz y calor influyese sobre el ritmo acelerado que suele poblar Capital Federal. Conforme al paso de los meses me he vuelto una gran admiradora del silencio. ¿Quién o qué pensaron Lennon-Mc Cartney al escribir una canción como "Your mother should know"? El hecho de evocar una melodía desconocida es intrigante. Nada mejor que un secreto musical.
Leo "Las nieves del Kilimanjaro", de Ernest Hemingway; un compendio de cuentos y breves descripciones publicadas en diarios y revistas norteamericanas. Admiro el talento de Hemingway para crear personajes en apariencia carentes de sentimientos. Respecto al trabajo de los traductores, la inclusión de la palabra 'carajo' requiere de una habilidad especial..."

Last Exit to

Sueño perturbado por sueños que asemejan películas. El Rumor de Desalojo invade Belgrano el martes por la tarde. Pensamos que hacer durante un paseo nocturno a la farmacia y la cabina telefónica de Arcos y Avenida Juramento. Despierto por la mañana con un sueño en los ojos y P.M pregunta que decir al portero. "Tuve un sueño", digo, pestañeando.

"Tenías un vestido rojo nuevo y estabas nerviosa porque tenías que hablar con el portero. Como siempre antes de salir, decías que ese vestido te quedaba mal. 'Te queda mejor que casi todo', respondía yo, segura de mis palabras. Como una cámara espía te veía entrar en la casa del portero, donde un grupo de ancianas reía mientras jugaban a las cartas. Parecían carentes de cordura pero había algo reconfortante en su presencia. Entendían tu problema y una de ellas -de pelo negro y aros de esmeraldas- declaraba, tomando tu mano, que de ningún modo podían hacer esto. 'Soy la dueña del departamento y quiero que te quedes' decía la mujer.
'Se por eso que todo va a salir bien.' Digo a P.M en la realidad.

El portero perdona a P.M y le confiesa la triste historia de sus catorce hermanos y de una vez en que acuchilló a un novio que lo golpeaba. Después de almorzar a las 14:30hs y ver una revista de modas de 1950 abandono Belgrano. Desde el colectivo número 65, encuentro la vista de la ciudad desagradable. Es la hora en que las personas salen de sus trabajos y el colectivo se llena en Avenida de Los Incas. Con una graciosa mueca de asco, bajo en la estación del tren Urquiza. Leo "Anna Karenina". Repaso exitosamente los nombres de los protagonistas. Llego a casa. Nada sucede y anochece.

Bo Diddley

 

Copyright 2010. All rights reserved.

RSS Feed. This blog uses Modern Clix