Archives

Neil

"...thats really a great tune.ive been lisening to neil for years. im his biggest fan. sounds like you are too. im from alliance ohio. not to far from kent state university. i was 18 when the 4 dead in ohio shootings took place..and ohio came out"

No ví a nadie ayer: Mujercitas Terror en Mansión Levich

"...El lugar era una casa vacía, una mansión de verdad, con escaleras angostas y cuartos en terrazas y dos cuartos vacíos cerrados por puertas de vidrio y madera. Tocaron una de sus últimas nuevas y mejores canciones, "Cadáver hermoso", que punzada de pena. Cada vez que escucho esa canción siento que me duele el corazón (¡uno rojo, de cartulina, la primera noción de la escuela primaria!) u otra parte del cuerpo. O que alguien (o algunos) se fuga para siempre -como deberían ser todas las fugas-.
Salí de Mansión Levich caminando todo lo rápido que pude porque sabía que perder el tren significaría otra noche fuera de casa que mi mente no podría permitirse el lujo de afrontar. Y tuve uno o tres problemas, el principal de ellos era la falta de monedas, el segundo que no tenía idea en dónde estaba y el tercero ocurrió después de eso. Pregunté en varios lugares e intenté comprar cosas, cualquier cosa que permitiese conseguir la moneda que faltaba. La frecuencia de kioskos y locales en Avenida Nazca era casi inexistente y los transeúntes parecían salidos de hoteles y bingos u hoteles bingos cuyos dueños se dedicaban al import export de hijos de piratas. Una película horrible de vivir. Intenté el último pedido amable en una pizzería de nombre Génova, un local con luces fluorescentes y parejas de viejos: un tugurio deprimente. Me negaron el cambio, claro. Cuando salí algo se apoderó de mí y tiré una silla con un leve movimiento de la mano izquierda. La silla se desplomó y salí del local con el eco de su caída a mis espaldas. Mi cerebro se desplomó también y quise romper todas las vidrieras y las caras que veía mientras cruzaba otra avenida, en camino recto hacia la nada o en lo que pensé que era la dirección hacia la estación de Chacarita. No se me ocurrió nada mejor que caminar y maldecir. El tercer problema fue una persona o un monstruo que junto a sus amigos ebrios me preguntaron adonde iba, ¿adónde vas?, insistieron hasta que empezé a gritar qué qué qué, la única palabra que parecía poder pronunciar hasta que grité "Ustedes no son de este país", frase que pareció desorientarlos y que por otro lado era cierta.
Finalmente, en la parada del colectivo, conseguí cambio. Un tipo que esperaba el mismo colectivo me dijo que era peligroso estar a esa hora en ese lugar y le contesté "que me importa", mirando para otro lado y a punto de llorar, como si en vez de una advertencia me hubiesen dado un golpe en la cara. Subí al colectivo y me tapé la cara con la campera. Llegué a Lacroze y subí al tren, el último hasta las 3:30hs. Pensé en alguien que estaba en el recital, que si era la persona que yo conocía se cortó el pelo. Las cuadras que me separaban desde la estación a mi casa nunca fueron tan seguras y promisorias. Ya en mi habitación, me dormí y soñé con una escuela en una casa del árbol, una escuela de chicas rubias y cuadros en las paredes del aula. Yo usaba esa presa dental que describí en Vida Yummy alguna vez y nadie me hablaba. La situación era puramente exagerada y ficcional. Caminaba por un bosque dorado y oscuro con la presa dental que pinchaba cada fracción de mi boca. Mi único amigo era un maestro nuevo parecido a un actor de cine. Sabía que la presa dental no me acompañaría para siempre y sabía que yo leía. Me enamoraba de él. Que obviedad."

Small poem II

Though I have spent
Fourteen years in this house
This summer I've seen
White violets blossom
Tiny and fierce
Like the eyes of a tiger

What news do this unusual figures
carry for me?

The glint of the season
Will come soon to an end
Leaving two bitter months
Behind itself
& this new pale flowers
Will die before their time
Without saying a word
Like carnations in a rumpled suit.
 

Copyright 2010. All rights reserved.

RSS Feed. This blog uses Modern Clix