Archives

Felíz Navidad o Mueran Humanos + Boom Boom Kid en Groove

En el túnel del trastorno mental
Un accidente es poder
(Mueran Humanos)

You in white and me in gray go well tonight
(Destroyer)


En el tren, camino al show de Mueran Humanos + Boom Boom Kid, un bebé intenta agarrar el cable de mis auriculares mientras me escabullo desde el pasillo a un asiento libre.

Domingo 25 de Diciembre de 2011, día apócrifo para peregrinar a un recital de rock, vestida de negro con medias con diseño de Halloween.

Escribo detalles; veo un video de The Beatles antes de salir y me pregunto dónde estarán ahora todas esas personas sonrientes que tocaban la pandereta y coreaban a Lennon & Mc Cartney (¡Esos trajes de pana y camisas con moños y shabot!)

Ya en Groove, perdida en una maraña de teenagers y adultos con el pelo teñido de colores antinaturales, C y D saludan. Me quedo al costado del escenario junto a los chicos en bermuda y las chicas con cadenas y piercings.

***

Escucho And One en el subte B, camino a casa la noche del día siguiente. No entiendo nada lo que dicen las letras y recuerdo una vez en la que, fascinada, le pregunté a A de que trataba la canción "Speicherbar". "Habla de algo de un bar" respondió ella con desdén. No me molesté en corroborar si era cierto.

¿Cómo describir casi 24 horas después el recital? Intenté conservar en mi memoria lo que sentí en ese momento: Un viaje en el tiempo hacia el comienzo del año 2001 en el que, con 15 años recién cumplidos y todo el asco de la adolescencia depositado en mí, pagué $10 para ver a BBK en La Fuente, Hurlingham.

Desde allí hasta hoy nada cambió; los chicos tan llenos de alfileres de gancho, vino barato y hormonas siguen manteniendo lo que Fun People / Nekro / Boom Boom Kid se encargó de crear aun antes de que yo fuese a verlo.

BBK es un performer impecable y un compositor prolífico, capaz de pasar de una balada o canción de amor, a la posesión cuasi satánica de una melodía hardcore. Todo eso mientras no deja de moverse, saltar, aullar y hacer stage diving tantas veces como su apasionado público se lo permita sin hundirse definitivamente entre la audiencia.

Mueran Humanos se despidió de BA con la mayor gracia posible, dejando a los presentes en silencio, atentos a los movimientos elegantes de Carmen Burguess detrás de su sintetizador analógico y la rabia de Tomás Nochteff en el bajo, que invocaba el espíritu punk de alguna banda ya extinta y amenazaba con llevarse todo por delante.

El fin del recital me encontró bañada en el sudor de todos los presentes, como una masa compacta de mochilas y pelo sucio unidos por el deseo de no formar parte de nada, de volver a casa y hacer saltar los parlantes con el disco más podrido que hubiese a mano.

No te tengo hoy*, pero tuve a los rejects, mis cuadernos y la poesía de Allen Ginsberg que me habla desde 1955. Que viva la música.



*Esto es un simbolismo. Para más información, redirigirse a:
http://es.wikipedia.org/wiki/Simbolismo#Definici.C3.B3n_y_estilo

A Liv Schulman

Un boliche de neón
azul en la estación Bosch

Ah, Liv,
todo lo que dije quizá
no sea cierto

Aunque golpeemos
la puerta de
Acuña de Figueroa
el pasamanos dorado
de H. Stern
Y las luces de Plaza San Martín

C'est tout
Nenet

Secret Handshake

Estimado:

Escribo porque la tecnología me ha dado una computadora portatil tan liviana como un libro que me permite revisar mi correo y alimentar mi insomnio.

Buscando un PDF (un documento de Adobe Acrobat, para ser más técnica) encontré otros documentos olvidados ya, de cuando era mas joven e impertinente con la selección de mis palabras. Es gracioso leerlos después de tanto tiempo, pero les guardo cariño. Me sorprende la cuota de barroco, de romanticismo que parecia dictar todas mis acciones en los pasados cinco o siete años. No voy a mentir, claro, creo que no me he librado de ello totalmente. Pero visto desde aquí ahora parece de lo mas intenso y embriagador, como un sueño de opio en el siglo XVII (nunca he estado allí).

Olvido que voy a casarme, me rio de los que están casados cuando hablo con mis amigos solteros, y pienso en los niños como seres pequeños, inestables y demandantes; una responsabilidad lejana y enorme.

Creo que estoy siendo demasiado honesta.

Me voy de aqui en poco tiempo - x o y días-, toda una marca para alguien que ha vivido en este país durante 25 años. Finalmente voy a editar un libro, y eso me alegra mucho. Vida Yummy también sigue allí, alimentando el hiper espacio con crónicas de la escena local y poemas propios y ajenos (Allen Ginsberg aún me entiende).

Dejaré aquí este e-mail, pienso que las personas que están despiertas a esta hora de la madrugada son seguramente poetas y por tanto inútiles para el resto de la sociedad (es broma, claro)

Cariños desde aquí

Presentación del libro "Seventeen", de Carmen Burguess

Es de terror
tu historia de amor
(Envidia)

And these visions of Johanna that conquer my mind
(Bob Dylan)


Esperando a Carmen y Mujercitas Terror en la puerta de la librería “La Libre”, en Bolivar 646.

Dejé hoy a la mañana mi mochila roja en el tren y, por supuesto, me la robaron. Allá fueron mis sandalias Mishka y mi ropa. Tomo agua y jugo y me duele la cabeza mientras llueve en San Telmo. ¿Qué me deparará el resto del día aparte de una pérdida y las vueltas de la burocracia en el Registro Nacional de Personas?

Hice una lista de música que terminé en el subte y pienso que me gustaría vivir en San Telmo aunque las calles están sucias y las fachadas de los edificios, en semi-ruinas.

x llega solo y hablamos de su trabajo, su futuro este año en Argentina, el transporte público y una idea disparatada de descentralización de la Capital Federal. Comenta que conoció a muchos coreanos en xxx y me muestra una antología de narrativa coreana con una tapa linda de una chica con uña pintada de cada color.

La edición del libro “Seventeen”, de Carmen Burguess, con impresiones de collages de chicas perforadas, vestidos de cocktail y títulos reversionados de portadas de revistas para mujeres me pone contenta, como haber encontrado un hito en un camino de mala suerte general (en este caso, las últimas 12 horas).

Hay un sentido estético que raya la burla juvenil, adolescente: Ese que mata a la chica rubia linda con un arpón en el campamento de verano, ese en el que falla la cita y en el que el chico es devorado por un tiburón hambriento; en esas aguas navega “Seventeen”, en las tinieblas entre Berlín y la ciudad de Buenos Aires.

Tomas Nochteff improvisa una tormenta eléctrica, a tono con la lluvia de afuera que golpea las ventanas y sume a los presentes en un estado de ensimismación solo interrumpido en el momento de aplaudir entre cada corte.

Mi película corta de Jean Rollin se proyecta durante los primeros 9 minutos del recital de Envidia y me siento un poco mejor. Vuelvo las páginas de este cuaderno para leer lo que escribí durante la Fiesta Muda V, sentada en la escalera esperando que amanezca; se ahora que esa anotación corresponde también a este momento.

Fue como una fantasía, un mal sueño
Pero no quería que la música termine nunca
porque es el mejor cuento de todos

x se despide. Lo veo alejarse, a pasos de persona alta y espigada, y llueve mientras llamo inútilmente a la puerta para volver a entrar.

Malest Cornifici Tuo Catullo

...y mis visión de un muchacho eterno
camina por las calles de San Francisco,
hermoso, y se encuentra conmigo en cafeterías
y me ama. Ah no pienses que soy repugnante.
Estás enfadado conmigo. ¿Por todos mis amantes?
Es difícil comer mierda, sin tener visiones;
cuando tienen ojos para mí, es como el Paraíso.

Allen Ginsberg, SF 1955

Para comentar en este blog:

1- Se habilitó el sistema de comentarios Disqus.
2- Click sobre el título del post en negrita.
3- Al final del post se cargará una ventana:




Envidia - Subiendo la Montaña


Video editado con imágenes del film australiano "Picnic at Hanging Rock" (1975)

Like Dylan In The Movies

Una película corta

Los 8 Bits se han ido, adiós 8 Bits.
Podría taconear
frenética en el Café Tortoni
Vestirme de maricón
y hacer un exorcismo
una exhortación

sobre el cadáver de Gardel
y su espíritu engominado
de arrabal

Vampiro
Atropello de poema
Vaquero de Parque Chas
Tres pares de medias por 10 pesos

Milanesas con puré
Milanesas con puré
Medialunas con café

¡Argentina!

Viva la patria manchada de sangre
Viva la democracia
Motherfucker

Los faroles del
Cabildo y las manos de Perón

Los ciegos vendiendo estampitas
Las sambas tristes
Las putas con pañuelo Hermès

Década de infamia
Yanqui hijo de puta

Te espero en Lanús
En el bosque de Guillón
Fumando colillas leyendo a Borges

Fiesta Muda IV

Suena como Pink Floyd en "A Saucerful of Secrets", me dice al oído un amigo mientras toca en el escenario Olfa Meocorde.

Después de editar su segundo LP, Mujercitas Terror convoca a su público nuevo y antiguo en la IV edición de la Fiesta Muda, bajo la consigna de su presentación más una banda invitada, proyección de videos y música a cargo del Dj Andrés Caceres.

Pasaron dos o tres semanas y estoy en mi cuarto, leyendo en la cama y escuchando un disco que bajé, haciendo que mi pc se quede sin espacio libre y titubee ante el más mínimo intento de scrobbling. Se que la memoria me falla y que las crónicas más vívidas y desprolijas de este blog nacieron en viajes en colectivo, tren o en la madrugada; pero me acuerdo ahora de Mujercitas Terror en el escenario conectando sus instrumentos mientras en la pantalla veía a David Lynch en una filmación en reversa. Marcelo miraba su guitarra y Daniela prestaba atención a las bailarinas de Lynch. El público anticipaba la primera canción.

"Excavaciones" suena en mi cabeza y no puedo imaginar una mejor segunda parte para el cuento que Mujercitas empezó en su primer disco; se repite en mis sueños, en los que voy a verlos a un lugar inventado en Ituzaingó (o San Miguel, o Castelar, o quién sabe dónde). Tomo colectivos y remises y camino calles de tierra, y paso horas en habitaciones de humo esperando un recital que no llega, o termina cuando yo no estoy allí. No puedo hablar de esta banda sin intentar explicar como su mundo -el de ellos, y me atrevo a decirlo en voz baja, el mío- ocupa una parte clara en la galería de mi subconciente.

De vuelta en Plasma, el público delante del escenario se mueve y golpea tantro entre sí que mis tacos no lo resisten. Algunas canciones nuevas después, mis oídos sucumben lentamente al volúment altísimo de los parlantes.

Pasaron mucho más de 2 semanas ahora, y redondear el fin de este texto se vuelve nebuloso como el sueño de Coleridge en Kubla Khan, llueve desde hace días y hace frío aunque se supone que es primavera; adivino que a muchos adeptos de Mujercitas les cae bien esta prolongación del invierno, tanto como a mí una década atrás, y esperamos la próxima Fiesta Muda: La noche en la que nada envejece y a la que siempre me complace volver.

Maintenant

"...As I explained to her later, my point of view when it comes to writing is writing all that you can; that reminded me of an anecdote Arthur Cravan wrote about Andre Gide:

By the time Cravan was giving his first steps as a writer (he published a magazine called "Maintenant" which costed around 25 cents and was sold on the street), he had the opportunity to visit Gide, who already was a well-known novelist. Cravan, of course, was young and poor but viewed himself as a genious; he would impress Gide with his words and manage to become his protege, alliance that would lead to a life of comfort and luxury. Cravan arrived to Gide's residence and was lead to the living room by a maid who told him monsieur Gide would be there in a moment. Cravan took his time to investigate the furniture and the decoration, which he judged as "poor", and imagined Gide spying him from a tiny secret hole in the tapestry. He reached a desk covered with papers that still smelled of ink and of course, he read them. Later, in the pages of Maintenant, he'd accuse him of "punishing prose".

During the meeting, Cravan declared he preferred box rather than Literature. Gide answered solemnly Literature was the only thing they could have in common. Cravan made three or four presumptuous statements along the afternoon that did not cause any special reaction on Gide. At six, Cravan left. He only saw Gide again one time on the street: Gide was standing on the door of a bookstore that -on Cravan's words- was actually a surgical supplies shop or a bakery. Gide didn't see him.

Cravan was taught a lesson -even if he was the last one to admit- and I, like Gide did, will continue punishing prose -and verse-; I feel spiritually commited to do so."

A dream for Julie

"Es hermoso tener una banda y ensayar en un garage.
Tengo una amiga -en Hurlingham- con la que quiero grabar, ensayábamos en su garage, era muy bueno. No terminé mi carrera universitaria pero tuve cosas re lumpen que me encantan y me llenan de satisfaction (I can't get no)..."
ob·tuse

1.
not quick or alert in perception, feeling, or intellect; not sensitive or observant; dull.

In Dreams

Seguía a Mujercitas Terror por la Buenos Aires inventada de mis sueños, en la que Avenida Medrano era una diagonal cortada por una plaza y San Telmo se parecía un poco a una peatonal de Mar del Plata.

Salía del aparatamento de C para ir a verlos, llegaba tarde y Envidia ya había terminado. Besaba a X como si fuese algo natural, y nos besábamos después entre una pared y la escalera de salida, en el piso, entre ramos de flores como los que usaba The Smiths. Veía después a Y, histérica pero ignorante de lo sucedido quien por alguna razón tenía mi campera. Gritando lograba llamar su atención y pedírsela de vuelta. Caminaba apurada por la calle vacía y me perdía, sin encontrar el departamento que estaba antes casi a la vuelta de la esquina.

Que la inocencia

"Me alegro por sus clases de francés, el regreso de sus amigas que traen regalos y las futuras clases de salsa -me reí un poco de eso, lo admito-.

Twin Peaks, todavía lo tengo pendiente, una amiga tenía los dvds pero su ex novio se los quedó, como sucede con los bienes preciados luego del divorcio.

Siempre me pareció que Movistar es más confiable que Claro.

Clarín publicó el viernes pasado en el suplemento Sí! una foto que saqué de Mujercitas Terror, y la misma foto está ahora en el booklet de su segundo disco - lo editaron la semana pasada también-.

Fuí al Zoo de BA y ví osos que saludaban, estuvo muy bien, fueron mis preferidos junto con los elefantes que buscaban maní y los monos de cara roja que eran sagrados para los egipcios.

Estoy triste hoy y veo fotos viejas, y me pongo más triste, valga la redundancia."

Word Reference

You are psychotic and weird

Psychosis (from the Greek ψυχή "psyche", for mind/soul, and -ωσις "-osis", for abnormal condition) means abnormal condition of the mind, and is a generic psychiatric term for a mental state often described as involving a "loss of contact with reality". People suffering from psychosis are described as psychotic.

Weird
1 suggesting something supernatural; uncanny.
■ informal very strange; bizarre.

In Old English weird, then spelled wyrd, was a noun meaning ‘destiny, fate’, or, in the plural, ‘the Fates’ (the three goddesses supposed to determine the course of human life); it also meant ‘an event or occurrence’. The adjective, first recorded in Middle English, meant ‘having the power to control destiny’, and was used especially in the phrase the Weird Sisters (originally meaning the Fates, later applied to the witches in Shakespeare's Macbeth). The modern sense ‘uncanny, strange’ did not develop until the early 19th century.

Mujercitas Terror II (En Boedo y Congreso)

Daniela Zahra y Marcelo Moreyra se conocieron en un vagón de tren de la línea Mitre y, hasta el día de hoy, continúa con vida su creación más genial, Mujercitas Terror. Junto a Federico Losa en batería editarán pronto su segundo disco "Excavaciones".

Con algunos adelantos disponibles en You Tube y una recién estrenada página web, dieron una presentación ayer en Boedo y, dentro de unas horas (llegar temprano es mi culpa esta vez) en una sala en el barrio de Congreso. Llegué temprano hoy por la comodidad nada rockera de compartir un taxi, pero tarde ayer.

Ayer, después de un privilegiado y lento paseo en taxi desde un bar en Florida y Av. Corrientes hasta Av. Boedo 830, escuché sólo tres o cuatro canciones, intentando sacudir la imagen monocroma y pulcra y bailar con zapatos altísimos. Fue divertido, sí, y me tomo licencia ésta vez para comentar lo mucho que me gustó el vestido negro de cuero de Daniela. "Mamá mata niñas" sonó descarnada y veloz y después de "Hechos injustos" Marcelo desconectó su guitarra, dejando a un chico del público casi implorando por una canción más (creo que gritaba "Fuera de casa" o "Chico enfermo").


Después de un rap improvisado y una letra de Spinetta cambiada, tomé el 160 de vuelta a Palermo.

Hoy a la tarde, en medio de la lluvia y los truenos , ví la obra de Carmen Burguess; sus chicas y baby dolls mutiladas, sangrantes y ocasionalmente agujereadas: Abyectas. "Qué dolor de estómago, Carmen" pensé contenta y compré un cassette de 8 mm para filmar a Mujercitas hoy.

Los chicos con camisa a cuadros, cinturones con tachas y novias tristes llegan y piden cerveza en la barra, en donde pasan la peor música jamás imaginada.

Dos horas después, alguien rompe el candado de una puerta en el primer piso y aparentemente hurta algo de una pila de equipos del dueño de la sala, o eso suponen. Llegan también los patrulleros del Gobierno de la Ciudad y la policía. Cae un trueno que hace que todos salten medio metro del piso. Se escuchan aullidos. Filmo un relato de la situación que espero nunca ver.

Tomo el colectivo equivocado y bajo en Colegiales.
Vuelvo a Palermo, en taxi otra vez.

Causalidad

Pensaba en usted, y su número de teléfono cayó de un libro de frases de Nichiren Daishonin.

Festival Sonido Argie

"...El Festival Sonido Argie, sintetiza entonces, esa especie de manera de reapropiar el lenguaje del rock anglosajón, casi como si fuera un “robo legal”, pero eterno, divino y justiciero y que no debe mermar jamás con el paso del tiempo, como manera de rearfirmar la autonomía creativa y válida de todos los músicos vernáculos." (*)

Ayer fuí a un recital en el que tocaban cuatro bandas. Hacía mucho que no asistía a este tipo de eventos. En la ida, en la estación de Lacroze, se me ocurrió que después de años de abstinencia quería fumar un cigarrillo. Frente de mí, un niño descalzo caminaba sosteniendo algo cerca de su cara. Pensé que estaría esnifando pegamento y miré hacia adelante.

Cuando llegué al único kiosko abierto en un radio de 4 manzanas, el niño se paró en la persiana a hablar con el kioskero y noté que en realidad lo que sostenía cerca de su cara era un gatito flaco, chiquito y atigrado. Me sentí muy mal y sin pensarlo, le dí el billete arrugado de $5 pesos que tenía en mi mano y me fuí, todavía sintiéndome mal. Pensé en cómo las personas son capaces de sentir compasión aún encontrándose en situaciones adversas -y seguí sintiéndome mal-.

Pensé en Buenos Aires y en como según pasan los años y gobiernos la ciudad de transformó en una productora a gran escala de niños pobres y gatitos flacos. Me acordé de la Carta Abierta de Rodolfo Walsh a la Junta Militar, que leí en conmemoración del 24 de Marzo:

"...Basta andar unas horas por el Gran Buenos Aires para comprobar la rapidez con que semejante política la convirtió en una villa miseria de diez millones de habitantes. Ciudades a media luz, barrios enteros sin agua..."

Varias décadas después, el párrafo todavía aplica. Y el terror que sintieron los argentinos en 1976 es similar al grado de paranoia e histeria colectiva que veo en los medios, en las paradas de colectivos, en el recuento de votos anónimo y absurdo que ocurre en cada elección democrática...

La salida se había convertido en algo futil.

Llegué a Salón Real, en la calle Sarmiento, pagué la entrada y busqué a mi amiga entre la gente. R estaba en la barra comprando una Coca Cola. Un rato después, un poco ahogada por el humo, compré un vaso de 7 UP con hielo.

ABducidos tocó mientras R y yo hablábamos en la parte de atrás del salón, sentadas en un sillón blanco de cuero. Una pareja jugaba a tirar las latitas vacías de Quilmes contra la pared.

Saqué algunas fotos durante el recital de Los Reyes del Falsete, a los que una vez ví en un lugar perdido de Temperley y sonaron como una bola de ruido tropical, desordenado y disonante. Creo que ese día estaba muy cansada como para prestarles atención.
Ésta vez, varias horas, días de ensayo y recitales después, dieron un show muy parejo con algunas armonías de voces interesantes y un par de cortes innecesarios.

Viva Elástico es realmente una de las pocas bandas que logró conmoverme, de todas las que dejé de seguir y buscar durante los últimos tres años. Cuando pienso en ellos, por alguna razón inmediatamente pienso en Los Redondos, en una asociación que nada tiene ver con letras o música. Supongo que será en espíritu, o porque no podría entenderlos a ellos sin haber entendido antes a la dupla Solari-Beilinson.

Su cantante apareció como si hubiese cumplido 17 en vez de 20 algo, vestido con unas zapatillas de cuero blancas con cordones negros, un pantalón celeste y una camisa rayada; como si hubiese venido a hacer que todos coreen sus canciones desde un cumpleaños de 15 de 1999.

"El amor enferma", "Complejo adolescente" y "La radio" parecen títulos comunes llenos de lugares comunes, cuartos desordenados del conurbano y cosas y chicas tiradas, destapando la que siempre es y no será la última birra de la noche. Pero a diferencia de muchas bandas que probaron esta fórmula, estos chicos lo lograron con un grado de gracia y magnetismo que probablemente sólo exista así -en estado simple, líricamente despulido y enternecedor- en la juventud.

No llegué a ver a la última banda. Tomé un taxi hasta Villa Crespo y me encontré con un amigo en una fiesta de cumpleaños. Sobria, me serví un vaso de Teachers con hielo y le conté de dónde venía, a lo que me interrogó riéndose y desestimando a las bandas sin mayores planteos teóricos. Hablamos de México y me contó de un lugar llamado "El Triángulo de Sonora" en el que la gente se pierde y reina un silencio absoluto. Repitió el comentario completo, casi palabra por palabra, y mientras se servía otro vaso de whisky le comenté que ya había dicho eso. "Lo repetí porque es importante", contestó.

Tomé el tren de las seis am. Las puertas se abrían y cerraban tres veces en cada estación. Amanecía. No abrí las persianas de mi habitación hasta las 4:00 de la tarde.


(*) Texto por Triple RRR Discos
And frankly, most of the times someone answered I didn't understand anything at all.
Agostina Mauro

Exhibición de Cuadros Negros


Texto por Nenet

Agostina Mauro, artista y poetisa, quien supo asaltarnos con sus collages de manos y mujeres heridas o hirientes, presenta en esta ocasión "Exhibición de Cuadros Negros": Una colección de telones, mortajas, cuerpos y escaleras en ruinas; celebrando de algún modo -como lo hizo Lautreamont en 1859-
«...el principio de El Mal... con una pasión comparable al fanatismo religioso».


Miercoles 16 de Febrero
21:00 Hs
Espacio DADA (Borges 1655)

Exhibición de Cuadros Negros por Agostina Mauro

En vivo
Envidia (Marcelo Moreyra : Mujercitas Terror)
Proyección Especial: Videoclip de Leonardo Mercado




Mujercitas Terror en el Centro Cultural Matienzo

Llegué tarde, pero los chicos en la puerta me dijeron que fue un muy buen recital.

I arrived late, but the kids I met at the entrance told me it was a good show.

Vardığımda geçti ama girişteki çocuklar konserin güzel olduğu söylediler.


Przyszłam późno, ale dzieci, które spotkałam przy wejściu, powiedziały mi, że było to dobre przedstawienie.

L' autre voix II

"Llegamos ayer a Oaxaca ciudad. Salimos en un viejo ford escort negro a las cinco de la mañana y al mediodía se fundió al costado de la ruta, después de andar como una hora por carril derecho a 20km/hr. La misma ruta de "Y tu mamá también". Yo me había despertado con mareos y vómitos y dormí casi todo el día. Hoy me siento mejor pero el sol pega muy fuerte y también creo que ando con culture shock por todo lo que hay acá. Se me fatigó la vista. En cualquier calle se ve el horizonte con cerros y las líneas de casas de diferentes colores. Creo que estamos a 3 mil metros de altura. Hay bastantes turistas europeos pero apenas llegan a ensuciar el color local. La gente del pueblo tiene una mirada intensa irresistible. En el mercado hay mole amarillo tradicional de Oaxaca y chapulines que van a pleno con una corona. Mañana visitamos las ruinas de Montealbán. Hay muchos pueblos alrededor donde se comen hongos y donde estuvieron los beats."

-

"Llegué a Retiro a las 5:30 am, una pibita rubia sucia me quiso robar pero no le presté atención. Me tomé el 152 con un tipo con uniforme de médico y otra gente que iba durmiendo con las cabezas pegadas a las ventanillas y pensé como sería trabajar de noche y volver a la madrugada, al revés del resto de la población.

Al mediodía cuando me desperté de mi sueño palermuno en un depto en Malabia, con un siamés en la cabeza que me dejó pelos en toda la camisa y me hizo soñar con gatos y el planeta Saturno me tomé un café con leche y fui al Hospital Fernández a visitar a alguien que intentó suicidarse (falló increíblemente).

Estoy en Hurlingham, tengo sed cada 5 minutos, comí sandía y todavía quiero escuchar The Brian Jonestown Massacre y hacer canciones folk. No quiero saber nada con el punk. Ayer ví un documental de los orígenes del Jazz en New Orleans. ¿Sabía que la palabra "jazz" deriva quizá de "jass", el perfume de jazmín que usaban las prostitutas en el red-light district?"
I dreamt I had to draw God and Jesus and I was good at it.

5 Discos de 2010

Por órden de preferencia:

Forget (Twin Shadow)

Hippies (Harlem)

Broken Dreams Club EP (Girls)

Shut Up, Dude (Das Racist)

Teen Dream (Beach House)


Bonus:

Creo que te amo (107 Faunos)
 

Copyright 2010. All rights reserved.

RSS Feed. This blog uses Modern Clix